ARQUITECTURA GRIEGA


LA ARQUITECTURA GRIEGA.-
Las principales edificaciones griegas son:

EL TEMPLO:
El rey de la arquitectura griega es el templo concebido como morada de los dioses, su interior estaba reservado para alojar la estatua del dios protector y donde sólo se permitía el acceso a los sacerdotes. Los templos griegos no cumplían con las funciones propias de una iglesia, como sitio de reunión de los fieles en oración, por ello fueron construidos para ser admirados únicamente desde el exterior.
En efecto, la función del templo griego era alojar la imagen normalmente hierática e impresionante del dios en cuyo honor se construía, los sacerdotes o sacerdotisas eran los encargados de realizar los ritos sagrados mientras los hombres se reunían al aire libre delante del pórtico.

El templo griego nace como rudimentarias construcciones de madera y adobe erigidas en los bosques. Los mitos antiguos hacen referencia a santuarios construidos al aire libre. Escribió Apolonio de Rodas que los “… argonautas hicieron escala en un islote en el que prepararon (para Apolo) en un bosque sombrado, un esplendido recinto y un altar construido con piedras amontonadas…” (“Grecia de Micenas al Partenón”, Henri Stierlin, edt. Taschen.pag. 40)
En este sentido, observamos que muchos árboles estaban atribuidos a los dioses: Atenea se identificaba con el olivo, Apolo con el laurel, Zeus con la encina, Dionisio con la vid… los templos de madera se construían en honor al dios correspondiente en los sitios poblados por estos árboles.
Posteriormente, durante el periodo arcaico el templo se petrifica, dando lugar a una técnica rigurosamente matemática que se expande desde Asia Menor hasta la Magna Grecia en el sur de Italia. Es así que las antiguas construcciones de madera se ennoblecen con el mármol y la habitación sangrada o “cella” se rodea por un lado y más tarde por todos los lados por el “Peristilo” una serie de columnas que formaban un pórtico alrededor del santuario. Esta columnata circundante es una de sus características más distintiva del templo griego y comunica el mundo sagrado de la cella con el mundo exterior de la naturaleza.
Resulta obvia la asociación entre templo y bosque sagrado. El peristilo o pórtico períptero, representa el bosque y tiene su origen en el culto libre a los dioses y las mencionadas construcciones primitivas de madera. Varrón, describió la inauguración de un santuario subrayando que “…el templo es un espacio limitado por árboles…” (“Grecia de Micenas al Partenón”, Henri Stierlin, edt. Taschen.pag. 41). En consecuencia, para los griegos un templo no era más que un santuario rodeado de árboles sagrados.
De lo antes expuesto, es fácil concluir que la columnata períptera es el recuerdo o evocación de ese bosque sagrado. “…La columnata exterior o pórtico circundante recuerda la vegetación, cuyos tallos y troncos brotan del suelo para formar, bajo la luz del sol, un lugar de convergencia entre los hombres y las divinidades, un lazo entre la tierra y el cielo. El peristilo de los templos encarna, por tanto, el bosque sagrado, cuyo recuerdo guardarán los santuarios a través de la mutación que representa la fase de “petrificación” de las estructuras construidas cuando el templo sea íntegramente construido en duro, primero en bloques de toba y después en mármol de superficies cristalinas…” (“Grecia de Micenas al Partenón”, Henri Stierlin, edt. Taschen.pag. 41 y 42)

Características del templo griego.-

1.-Materiales: La arquitectura temprana fue realizada en madera y adobe o arcilla, de la cual no se conservan restos. Posteriormente, se incorporan otros materiales como la piedra y el mármol con los cuales se realizaron magníficos templos. Los techos se cubrían de madera y tejas.

2.- Arquitectura adintelada: Se utiliza una estructura horizontal llamada dintel o arquitrabe para cubrir el espacio libre que existe entre dos pilares o columnas.


En la historia de la arquitectura, existen tres elementos estructurales que han dado lugar a tres tipos de construcciones. La primera y la más elemental es el dintel, que dió lugar a la arquitectura adintelada o arquitrabada usada por ejemplo en los dólmenes prehistóricos, en Egipto y en Grecia; el segundo es el arco que hizo posible la arquitectura abovedada y el tercer descubrimiento fue el uso del acero y las modernas variedades de hormigón con los que se forma un esqueleto interno que permite que los edificios tengan las más distintas y audaces formas. Los griegos, como ya se indicó adoptaron la arquitectura adintelada para la construcción de sus templos, no obstante conocer una especie de bóveda (Mauselo de Atreo).

3.- La columna:
El elemento básico de la arquitectura griega es la columna y gracias a sus características podemos distinguir tres estilos: dórico, jónico y corintio, los cuales se explicarán más adelante.
“…Todo monumento griego se basa en la columna. De la fuerza o esbeltez de ésta dependen las proporciones del templo. La proporción entre el diámetro y la altura de la columna, proporción denominada por los griegos módulo, conforma todo el edificio. Con su preocupación por la claridad y la unidad, los griegos redujeron a tres las expresiones arquitectónicas: nobleza, gracia y suntuosidad, correspuestas por los tres órdenes: dórico, jónico y corintio…” (“Historia del Arte”. Germain Bazin. Edic. Omega, pág.74)

La columna esta formada por tres elementos: basa, fuste y capitel.
La basa es el pie o parte inferior de la columna que sirve de apoyo al fuste.
El fuste es el cuerpo principal de la columna. Los griegos los construían adosando secciones cilíndricas una sobre otra y abombaban la parte central con la finalidad de que la visual perspectiva no los hiciese parecer desproporcionados, igualmente su grosor iba disminuyendo desde abajo hacia arriba.
El capitel, la palabra deriva del griego capuz que significa cabeza y es el elemento superior de la columna, sirve para soportar el entablamento horizontal; aunque sus formas son muy diferentes, suelen contar de tres partes: el collarino, pieza que la une al fuste, un tambor o cuerpo principal que suele ser ornamentado y un ábaco, pieza superior que soporta el arquitrabe.


4.- Peristilo o columnata períptera: Trata de una serie de columnas que rodean la cella o salón donde se alberga la imagen divina, formando un pórtico que bordea todo el templo, y que según lo explicado anteriormente, evoca al bosque sagrado, petrificado en una perspectiva de permanencia. Los pórticos son la entrada que comunica la naturaleza con el mundo divino. Puede decirse que el peristilo es el principal aporte de los helenos a la arquitectura.
No debe confundirse con el peristilo romano que es el patio interior de las casas rodeados de columnas y adornados con fuentes.



Templos de Paestum, ciudad de la llamada Magna Grecia al sur de Italia, dedicados a los dioses Poseidón (al frente) y Hera (atrás). Se encuentran muy bien conservados, porque no sufrieron los embates de las invasiones persas como Grecia. Obsérvese la serie de columnas que conforman ambos peristilos y cuya función es sostener el arquitrabe. Período Arcaico, estilo dórico.

5.- Escultura ornamental.- Los templos griegos estaban decorados con relieves en los frontones y frisos, los cuales no solo cumplían una labor estética, sino que además tenían una función filosófica.
El estudio de la escultura ornamental de los templos nos revela las creencias de los griegos y nos indica que existe un universo en el cual el hombre esta rodeado de dioses y monstruos.
Así la lucha de los centauros contra los lapitas, la gigantomaquia, los trabajos de Hércules, la lucha contra las amazonas tratan de la eterna confrontación del bien contra el mal, de la civilización contra la barbarie, de la razón contra lo irracional. El templo viene entonces a representar el equilibrio entre estas dos fuerzas.
Recreación del frontón y de las metopas del Partenón esculpidos y policromados.



6.- Arquitectura policromada.- Si bien es cierto, que hoy en día nos seducen los blancos mármoles de los templos griegos, resplandecientes por la luz solar, en su época estaban enriquecidos mediante efectos cromáticos.
Los arqueólogos e historiadores, a partir del año 1762 presentaron estudios en los cuales llegaron a la conclusión de que los templos griegos eran policromados. Actualmente están plenamente demostrado que la arquitectura griega no era un arte pálido producto del mármol, sino que ofrecía ricos matices; así por ejemplo los triglifos y los fondos de las metopas podían ser de un color azul, y los capiteles y arquitrabes en rojo. Tanto el templo como los relieves se cubrían con una fina capa de estuco sobre la cual se aplicaban los colores.

7.- Estética de la Symmetria.- La estética de los edificios griegos estaba íntimamente relacionada con el valor que Pitágoras daba a los números. “.. El número es el principio de todas las cosas. Representa el carácter eterno de La realidad. El número preexiste en el espíritu de Dios y este número divino está en el origen del ritmo y de la armonía, que depende de la relación entre las proporciones. Los números son los que otorgan a la obra su belleza y perfección…” (“Grecia. De Micenas al Partenón”. Henri Stierlin . Edt.Taschen-pág 61)
Esta concepción del número, de las proporciones es lo que los griegos llamaban “symmetria”, entendida esta como un sistema de proporciones que tiende al equilibrio y la armonía del edificio. Esta ley del número no sólo rige en la arquitectura, sino que rige la música y todo el universo. De allí que la escuadra, inspirada por los matemáticos pitágoricos, sea la herramienta de los arquitectos.
“… Conjugando las dimensiones relativas (altura, anchura, espesor) de los diferentes elementos, o sea el soporte (columna), el intervalo (intercolumnio) y la superficie sostenida (el entablamento), pudieron lograr, conforme a su genio, los efectos de ritmo y armonía que constituyen la arquitectura propiamente dicha, concebida por los helenos como ciencia de los números…” (“Historia del Arte”. Germain Bazin. Edic. Omega, pág.74)

ELEMENTOS DE UN TEMPLO GRIEGO.-




El templo se erige sobre una platabanda rectangular o basamento de poca altura formado por tres escalones, el último de ellos recibe el nombre de estilóbato. Sobre este estilóbato se levanta la naos - un recinto en el cual se va a colocar la figura del dios- y el pórtico formado por una serie de columnas que forman el peristilo y que rodean completamente el templo.

Las columnas pueden tener diferentes formas según los tres ordenes griegos (Dórico, Jónico y Corintio). Ellas son el soporte del arquitrabe o dintel, una pieza horizontal que las une entre si. En algunos casos las columnas frontales pueden ser sustituidas por estaturas de mujeres, o Cariátides.

Sobre las columnas descansa el entablamento Este entablamento a su vez esta compuesto de tres elementos: arquitrabe, friso y cornisa.

El arquitrabe, como ya se indicó es el dintel o pieza horizontal que une dos columnas, luego viene el friso que tiene diferentes aspectos según el orden arquitectónico que tenga el edificio y por último la cornisa compuesta de varias molduras o salientes que sirven de ornamentación y sobre la cual descansa el frontón triangular.
A los tres ángulos del frontón triangular se levantan unos adornos escultóricos de formas muy diferentes llamados acroteras.
Por último se cubre el templo con un techo tejado a dos aguas y los desagües tienen formas de gárgolas o cabezas de animales por cuyas bocas salía el agua.

Los Tholos.-
Los templos griegos eran normalmente de planta rectangular, a excepción de los tholos de planta circular rodeada por una columnata.




El Tholos de Delfos. Esta construcción circular fue construida entre el año 380 y 360 a.C. Tiene 20 columnas dóricas dispuestas en un círculo de 14.76 metros de diámetro exterior, con 10 columnas corintias su interior. Tres de las columnas dóricas fueron restauradas, mejorando la estética del monumento y convirtiéndolo en el templo más emblemático y fotografiado de Delfos.

El teatro.-

Era una edificación civil destinada a la celebración de espectáculos e interpretaciones dramáticas; cada ciudad griega contaba con un teatro construido al aire libre sobre una colina sobre la cual se tallaban las gradas en forma semicircular, de tal forma que la inclinación natural del terreno permitiera a los espectadores la visión completa del escenario. Los teatros fueron construidos con una simplicidad y una economía de elementos admirables y contaban de tres partes: las gradas para los espectadores, la orquesta circular para el coro y una escena ante un muro adornado arquitectónicamente. Estas edificaciones estaban dedicadas al dios Dionisio. Ejemplos: el teatro de Dionisio en la Acrópolis, el teatro de Epidauro, el teatro de Herodes…




Teatro griego en Epidauro. (Siglo IV a.C.) Construido por Policleto, el joven, para la celebración de las fiestas Asclepeia en honor del dios Asclepio o Esculapio, dios de la medicina. Se realizaban pruebas gimnásticas, representaciones teatrales y conciertos musicales. Está formado por una orchestra circular de 20 metros de diámetro, una gradería semicircular tallada en el desnivel del terreno, apta para recibir a 14.000 espectadores y un edificio o escena en ruina. La acústica es extraordinaria y puede oírse la voz de los actores desde la última grada. Tenía dos tipos de gradas, unas con espaldar y brazos destinadas a personalidades y otra simple para el pueblo. Actualmente se siguen dando espectáculos. La ciudad de Epidauro llegó a ser el más grande centro terapéutico de la antigüedad.

El odeón: eran edificaciones destinadas a la celebración de recitales y competiciones musicales que incluían el canto y la poesía. Se diferencian de los templos en que estaban parcial o totalmente techados y por sus dimensiones más pequeñas.



Odeón de Herodes Aticus.- Período Helénico.- Construido en la Acrópolis de Atenas por el cónsul romano Herodes Aticus en el año 161, en honor de su esposa. Tenía capacidad para 5.000 espectadores y en la actualidad se encuentra remodelado y se presentan espectáculos musicales y de otra índole como el Miss Universo 1973.

El Ágora.- Entre las edificaciones de utilidad pública más importante esta el ágora o plaza pública, un espacio abierto utilizado para reuniones sociales, asambleas, mercados e incluso era utilizado por los maestros para enseñar a sus discípulos, normalmente estaba rodeada de los edificios más importantes de la ciudad. El ágora es una invención urbanística de los griegos y tiene su equivalente en el foro romano.
“… El ágora constituía el centro de la vida comercial, política, religiosa, administrativa y social de Atenas y era el lugar donde los atenienses se reunían para intercambiar ideas y mercancías, informarse, dialogar, criticar al gobierno o, simplemente, para conversar. En definitiva, el ágora ateniense fue el lugar donde se gestó la primera democracia de la Historia. En el ágora se encontraban edificios administrativos, templos, servicios públicos, tribunales de justicia, teatros, colegios, bibliotecas y pórticos («stoás»)…”
(
www.guiadegrecia.com/images/agora-5.jpg)

El Bouleterión o Consejo de los Quinientos era la sede administrativa o verdadero órgano de gobierno de la democracia ateniense. En el funcionaba la cámara de consejo, el tribunal y otras oficinas públicas. Desgraciadamente no se conserva ninguna de estas edificaciones.
En un principio la Boulé estaba integrada por 400 consejeros que aumentaron en la época de Clístenes a 500. Eran elegidos anualmente por sorteo entre ciudadanos de más de 30 años y recibían un salario de cinco monedas o óbolos.
Los griegos también construyeron estadios destinados a la celebración de espectáculos deportivos, el más antiguo se encuentra en Olimpia en el Peleponeso, allí se realizaron los primeros juegos olímpicos en el año 776 a.C. Los estadios tenían unos 200 metros de longitud. Gimnasios y palestras espacios cerrados perimetralmente y sin cubiertas que servían de centro deportivo, cultural y social. Con el paso del tiempo, el concepto deportivo de la palestra, lugar donde se luchaba y boxeaba se fue ampliando y en su sede se realizaban también discusiones filosóficas. Hipódromos, donde se celebraban carreras de caballo y otras edificaciones como puentes, fuentes, etc.