ARTE ROMÁNICO Y SU ÉPOCA

MARCO HISTÓRICO

La muerte de Carlomagno, ocurrida el 28 de enero de 814, marcó el inicio de la caída del Imperio Carolingio y el declive de Europa, ya que sus herederos no tuvieron la fuerza política ni la visión necesaria para mantener unido el imperio y de sus fragmentos surgieron unas especies de débiles estados-naciones enlazados por la fe cristiana.
Pero, el aspecto político no era el único problema de Europa. Las muertes y saqueos ocasionados por nuevas invasiones bárbaras, la hambruna y la peste fueron interpretados como castigos divinos que anunciaban la llegada del Apocalipsis. La depresión moral provocada por la proximidad del fin del mundo que ocurriría -según se creía- en el año 1000 llevó a Europa a una época de estancamiento económico y cultural que permitió a los historiadores denominar al siglo X, como el “Siglo Oscuro”.


Pero, después de la noche viene el día; y a partir del siglo XI surge en Europa un nuevo concepto de vida con la Iglesia Católica a la cabeza, no sólo en el aspecto religioso, sino también en el moral, político y económico; observandose progresos significativos en todas los campos, así:
Aparecen las lenguas latinas, las cuales fomentaron el sentido de nacionalidad de los pueblos europeos.
La educación, reservaba exclusivamente a los clérigos, se extiende poco a poco a los miembros de la nobleza, quienes se incorporan al conocimiento de las letras y artes.
En el campo económico, vemos que Europa, hasta entonces estancada en una agricultura de subsistencia -donde los productos excedentes se intercambiaban por medio del trueque- revoluciona a través de la reaparición del dinero. “…El dinero en efectivo que entró en circulación por conducto del comercio provocó una época de bonanza en la vida urbana, y de manera directa o indirecta no sólo pago el costo del manto blanco de las iglesias, sino también el de los muelles portuarios y los mercados, caminos, puentes y hospitales y, para el comienzo del siglo siguiente, el de las primeras universidades…” (“Las grandes épocas de la humanidad- Los orígenes de Europa”. Gerald Simons. Edt. Time-Life, pag. 166).

Controladas las invasiones bàrbaras se produjo un crecimiento de la producción agrícola mediante el sistema de rotación de cultivos y por el uso generalizado de las herraduras y del collar rígido o collarón que multiplicó la fuerza de tiro de los caballos y bueyes. El arado pesado de ruedas permitió abrir grandes surcos en la tierra y se inventó la rueda hidráulica en los molinos.

.
Iglesia Románica de Saint-Nectarie (Puy-de-Dome, Francia)

Y, en el terreno artístico se originó un nuevo estilo arquitectónico, el Románico “ ...por primera vez desde la desaparición del imperio romano, el arte de occidente se unifica y adquiere una personalidad original e independiente que no habían tenido ninguno de los estilos prerrománicos…” (“Historia del Arte”, edit. Lafer, t. 2, p.153).

La época Románica marca el despertar cultural del hombre occidental, reflejo de la reorganización política y económica de Europa. Las tribus bárbaras, ya asentadas y convertidas al Cristianismo, se avocan a novedosos métodos de construcción que revolucionan las formas arquitectónicas, plásticas y decorativas creando un nuevo estilo destinado a glorificar a Cristo y su Iglesia.

El arte Románico nació en Francia, en el siglo XI y se extendió por todos los países europeos, hasta finales del siglo XII, cuando es progresivamente reemplazado por el estilo Gótico. El Románico surgió en cada región o país de Europa con características propias, pero con la suficiente unidad para ser considerado como el primer estilo artístico de ámbito internacional de la cultura occidental y representa el concepto de la unidad espiritual de Europa. Su nombre se origina por considerarse que sus formas derivaban del arte romano y en especial, por analogía con las nacientes lenguas románicas.

La rápida expansión del arte Románico, desde Francia a toda Europa medieval, se debió fundamentalmente al fenómeno de las peregrinaciones religiosas y al auge de la vida monacal.

Los hitos que marcan el inicio de la época románica son, entre otros:


1.- La consolidación de la iglesia.
2.- El auge de la vida monacal.
3.- El surgimiento de las peregrinaciones.
4.- La aparición de las lenguas románicas.
5.- El inicio de las cruzadas.
6.- La subida de los Capetos al trono de Francia.
7.- La reconquista de España.
8.- El feudalismo como sistema político.
9.- El renacimiento económico de Europa.